Cuando el ruido entra por la puerta, la creatividad y la productividad saltan por la ventana. Por eso los fabricantes de mobiliario de oficina se han lanzado a diseñar elementos que limiten y absorban las molestias sonoras y crear lugares de trabajo agradables que mejoran el rendimiento.     

Hace unos años nadie daba tanta importancia al aspecto sonoro, pero la tendencia a los diseños abiertos, especialmente desarrollada en los nuevos espacios de trabajo, ha puesto el sonido en primer plano. Seguro que muchas de las soluciones que se presentarán esta semana en Orgatec, la feria de referencia en el diseño de mobiliario de oficina y espacios de trabajo, tendrán en cuenta este aspecto. Nosotros os traemos una muestra de las más innovadoras en el mercado.

Mobiliario acústico

El diseño de muebles no es ajeno a estas nuevas exigencias vinculadas a la acústica y encontramos empresas como la sueca Glimakra que ofrecen diferentes soluciones de mobiliario de oficina que absorben el sonido, elaborados combinando la madera y los textiles.

Foto: Glimakra

Espacios privados y flexibles: la nueva intimidad

Otra manera de combatir el ruido en los nuevos espacios abiertos de trabajo es la incorporación de elementos divisorios que proporcionan privacidad y favorecen la concentración. Aquí nos encontramos el original Tomoko, inspirado en la forma de un capullo, las particiones suspendidas de De Vorm o la línea Focus de Zilenzio, una pantalla flexible y fácilmente transportable para llevarte tu propio espacio privado contigo.

Pero además estos elementos permiten jugar con la disposición de la sala, creando diferentes distribuciones en función de las necesidades. Es lo que te permite Zilenzio con sus pantallas Focus, Offizz o Kyoto.

Fotos: De Vorm | Vivero | Zilenzio

De la cabeza a los pies

Si queremos irnos a una escala mayor existen diferentes paneles de pared que ofrecen soluciones que, además de mejorar la acústica, presentan diseños muy contemporáneos e incluso la posibilidad de personalizarlos. Puedes optar por un muro completo con el sistema modular Elements de Kvadrat, o por elementos como los Woopies de Vyva Fabrics, paneles elaborados 100% con lana suiza, que además de reducir el ruido, neutralizan los olores y reducen la contaminación ambiente.

Pero más allá de la pared, los materiales absorbentes llegan al techo con el fieltro arquitectónico de Heartfelt o el Techstyle, fabricado a partir de fibras de vidrio, ambos de Hunter Douglas. Y si hace falta, se ponen a tus pies, con textiles como el fieltro o el terciopelo.

Fotos: Kvadrat| Vyva Fabrics | Hunter Douglas

Luz que absorbe ruidos

Ningún espacio puede prescindir de la iluminación. Así que, ¿por qué no combinar ambas funciones? La nórdica Muuto ha creado una lámpara colgante de fieltro realizado a partir de plástico reciclado y un diseño en forma de campana que absorbe el ruido.

Otra manera de mejorar la acústica y decorar es el sistema Hexagon de Neonny, un producto de cruce que fusiona el techo acústico y la última tecnología de iluminación LED.

Foto: Muuto

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies